Allá por el año 1974, en un momento de gran dificultad para la sociedad española, se funda un taller industrial que, a priori y pese a las ganas interpuestas en el proyecto, no pensaba lograr el crecimiento que poco después alcanzaría. Con ganas de trabajar en el ámbito de la mecanización en serie y decoletaje para todo tipo de sectores, pronto los Talleres Floper se convirtieron en un referente para todas aquellas subáreas de especialización que de estos necesitaran.

El paso de los años al mandato de la fabricación de piezas de revolución ha sido fructífero para la compañía, que ha ido adquiriendo la experiencia necesaria para la prestación de servicios de decoletaje industrial y decoletaje de precisión cada vez de mayor calidad.

Esto significó una gran ayuda para el taller industrial que, tan solo una década después, pasó a ser una Sociedad Anónima. Desde ese momento, se buscó la especialización en series pequeñas y medianas a través de nuevos medios, más productivos y eficientes. Un ejemplo de ello fue la llegada de los primeros tornos automáticos de CNC.

Talleres Floper S.A., en su búsqueda por ofrecer servicios de calidad a sus clientes, ha apostado siempre por la inversión en maquinaria de este tipo. Su velocidad y precisión dota a cada uno de los trabajos de la calidad exigida por parte de los clientes, proporcionando con ello piezas por decoletaje de precisión que satisfacen las necesidades de la clientela.

Empresa 1
Calidad
Empresa 3
Empresa 4

En marzo del año 2000, Talleres Floper consigue la certificación en tornos automáticos y segundas operaciones para la norma DIN EN ISO9002:1994 acreditada por LGAI.

En el año 2004 el taller industrial actualiza los procesos de control y mapa de procesos para poder adecuarnos a la nueva norma ISO9000:2000.

En la actualidad, Floper cuenta con la certificación de la norma ISO9000:2008 por medio de la entidad que lo acredita, Applus.

En el año 2014, realizamos traslado de empresa a Viladecans, doblamos en metros cuadrados las instalaciones de Sant Climent de Llobregat, esperando poder ofrecer una mejor imagen y un mejor servicio, lo que supuso también un nuevo impulso al crecimiento de la empresa.